26/6/07

No estoy resfriado

Ni nada por el estilo, pero me he comprado un paquete de diez paquetes de pañuelos sólo y exclusivamente por cómo huelen. Y es que tengo una sensibilidad especial para los olores, y es la forma más fácil en la que me vuelven recuerdos lejanos a la mente.

Con estos pañuelos concretamente, recuerdo estár volviendo en el metro de Madrid de las ferias de mi pueblo rodeado de un par de amigos un día de tormenta. Durante unos segundos me quedo en blanco pensando en ello, y me cuesta mucho volver al mundo real.



Realmente no tiene ningún sentido porque en mi pueblo no hay metro ni en Madrid hay feria, pero cuando huelo los pañuelos realmente creo recordar algo similar a eso. Y sé lo que estáis pensando, pero si de verdad hay droga en estos pañuelos fueron demasiado baratos.

Otros olores que me me cortocircuitan la mente son: cesped recién cortado (días de acampada con mi familia), lluvia (días de fantasear bajo una manta mirando por la ventana), axe verde (días con él), azahar (noches de verano paseando por la playa), el mar (vacío, noche, soledad, tranquilidad, despreocupación), cáscara de naranja (días muy humildes), tierra húmeda (días de campo), eucalipto (noches en el hospital), palomitas de maíz (la olvidada tradición de ir al cine, sin importar que se proyectara la película), gasolina (largos viajes en coche con mis padres), y un interminable etcétera.

A veces vivir de los recuerdos no es tan malo, incluso si poco tienen que ver con lo que de verdad pasó, ¿no?

2 comentarios:

Mojo dijo...

Que guapo tío!

Lancemos un meme:

¿Olores que te cortocircuitan la mente?

El aprendiz de ninja dijo...

A ver...


Para bien:

- El olor de un saco de dormir
- Y de una mochila
- Y de una tienda de campaña

(muchos momentos malos y buenos de pibe que recuerdo con nostalgia)

- El olor a cloro (horas interminables en la piscina) (haze mucho tiempo, la verdad)

- El olor a humedad (horas interminables de buenos momentos en casa d mi primo diseñando estrategias de dominación mundial) (vivía en el monte, tal)

- La colonia Tomy Hilfiguer (en general no me gusta ninguna, pero de adolescentillo la usé como un año por que me regalaron un bote, y luego encima se me derramó un bote en mi cuarto)

- El olor de un casco de moto

- Y de unos guantes de bici

- Mezcla entre gasolina, mar y protector solar (mis tiempos de me-encanta-el-windsurf-e-ir-en-zodiac)

- El kenzo (un pingüino de peluche)

Para mal:

- El de la gente que dedica demasiado poco tiempo a estar presentable a nivel olfativo

Motores de búsqueda: no indexeis esto ¬_¬''

Publicar un comentario