20/4/11

Día 33

Últimamente no sigo muchos blogs. Es decir, leo varios, pero no sigo muchos.

Esto se parece cada vez más a la transición que vivimos de la tele a Youtube, netflix o megavídeo. Antes uno tendía a ver los canales de televisión que más le gustaban, puesto que era más cómodo que levantarse a buscar el mando de la tele. Es curioso el tiempo que perdíamos buscándolo si siempre estaba entre los cojines del sofá...


Pero como iba diciendo, igual que ahora vemos sólo lo que nos interesa de la tele (y cuando nos interesa), en el mundo blogueril ha comenzado a pasar lo mismo. Ya casi no leemos a Menganito porque queremos saber de Menganito, sino que leemos a Menganito porque nos interesa más el contenido que él genera para el público, ya sea en forma de chistes, canciones o frases pastel de twitter, que su propia vida y obra.

Somos algo así como devoradores de contenido, deshumanizando incluso lo único medio humano que quedaba en la red. Los blogs.

También es verdad que entre tanta falsa autobiografía, tanta realidad edulcorada, y tanto melodrama es normal que la gente haya dejado de pensar en quién hay detrás de quien escribe cada cosa, y nos centremos más en qué queremos leer y cuándo queremos hacerlo.

Hablando con Nepomuk el otro día, me decía que casi nunca entro en su blog, y, aunque sí que entro muy de vez en cuando, es verdad que ya no lo sigo como lo podía seguir años atrás. Es efecto y defecto de lo que comentaba más arriba. Su blog probablemente es hoy en día, y en líneas generales, mucho mejor, más maduro y mejor escrito, pero las dosis de humor vienen más diluídas que tiempo atrás. Esto no quita que la forma de escribir de ese enano sea de las que más me hayan atraído nunca, pero supongo que yo ahora leo mayormente cosas en clave de humor.

Lo que me lleva a mencionar un nuevo descubrimiento blogueril para los amantes del sentido del humor. A mí personalmente me ha encantado el blog de Mi amigo Walter, así que recomiendo una lectura/visionado a todos los devoradores del género.

Y poco más que contar hoy, ya que haciendo caso a mi propia teoría, no os importa una mierda lo que me ocurra, sino el cómo lo cuente. Y entre eso y que no ha pasado nada interesante últimamente... mejor lo dejamos para la próxima edición.

6 comentarios:

raul dijo...

Glubs :$

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog Raúl! =D

Pablo dijo...

Wau, este chico es tan bueno, que hasta mis anónimos le echan piropos xD

raul dijo...

jajajajajaja

Anónimo dijo...

Es que soy el anónimo bueno o:-)

raul dijo...

Vale, cuando aparezca el anónimo con cuernos y cola, avisa ;)

Publicar un comentario