5/6/10

Donde dije digo, digo Melbourne

Nada más terminar de escribir lo del otro día me puse manos a la obra con el plan de viabilidad del viaje a Alaska. Empecé a sumar a grosso modo las cuantías más importantes, que son los billetes de avión y los hoteles, y ese tipo de cosas que entran dentro de los "gastos previsibles" y luego están los "gastos putada".



Yo no sabía que Alaska estuviera tan incomunicada. Es más, ni siquiera imaginaba la distancia en Kilómetros que me separan de mis sueños tontos. Sólo en billetes de avión empezó a sumar algo más de 2.000€ con dieciocho escalas en 4 continentes. Bueno, un poco menos.

Así que pensé que no pasaba nada si no podía ser Alaska, porque al fin y al cabo será un modo más de unirme al pasado, y una cosa más que permanezca en la to-do list. Entonces comencé a pensar en modo práctico... ¿a qué otro sitio quería ir yo de pequeño?. Australia.


Australia no es que esté cerca precisamente, pero el plan de viabilidad incluye descuentos de empleados que dejan los billetes de avión en unos 600€ ida y vuelta. Además, estando en el hemisferio sur, nuestro verano es su temporada baja y los hoteles son más benévolos a la hora de clavarte con sus tarifas. Y... qué hostias, siempre quise ver un koala o un canguro.


Por otra parte el presupuesto no es infinito, aparte me di el gusto de regalarle una aspiradora Roomba a mi mamá. Últimamente no tenemos demasiada relación, pero espero que la ayude un poco con la casa.

Aparte, en mi nuevo modo práctico de vida, si al final no se puede y termino pasando unas bonitas vacaciones en torrelodones... tampoco pasa nada.

2 comentarios:

Yau dijo...

Si te vas a Australia...recuerda llevar protector solar ;)

Pablo dijo...

¡Ey Yapci! qué agradable sorpresa :)

Publicar un comentario