15/5/08

El desastre del cura en globos de colores

La historia es tétrica, pero a la vez absolutamente desternillante. Pongámonos en situación.

Un cura brasileño pretende batir un record guiness, consistente en volar durante veinte horas hasta el país vecino, ayudado sólo por un teléfono móvil y un GPS. Suena tan poco serio, que ni el cura debió prepararse para la odisea.

De Carli, el que pasará a la historia como el cura de los globos, despegó en Brasil el domingo 20 de abril a bordo de... un millar de globos de fiesta, con destino Panamá. Al parecer, durante la travesía cambió el tiempo, sorprendiendo al cura grandes vientos a altitud de crucero, que le hicieron desviarse de la ruta y perder el control del aparato de los globos. El cura, que era un cura de recursos y estaba bien equipado, pensó que era un buen momento para aprender a usar su GPS.

Le habían dicho "Si te ves en problemas, tú saca el GPS", pero probablemente ni sabía lo que era un GPS ni entendía cómo aquel aparato que no había visto en su vida le iba a ayudar con eso. Por no desconfiar, sacó el GPS, pero probablemente el gadget no estaba preparado para un viaje en globo.

Yo lo entiendo, si yo fuera un cura en globo y viera "¿Desea evitar las autopistas con peaje?" no sabría que diablos contestar. Él llamó a tierra usando su otra gran baza, el teléfono móvil, para intentar que desde tierra firme, alguien le ayudara a usar el maldito GPS. No sabemos si consiguió hacerlo funcionar o no, pero a juzgar por el desenlace de la historia, aunque lo hiciera no le sirvió de mucho. Se perdió el rastro del cura poco después de finalizar la llamada, 8 horas después de despegar.

Días más tarde, se encontraron flotando en el mar parte de los miles de globos que llevaron al cura de la tierra al cielo y, por lo que se puede entender, allí le dejaron.

El cura disponía de licencia en vigor para el vuelos en globos, y acumulaba más de 4 horas de experiencia desde que en enero voló desde Panamá a Argentina. No se ha encontrado la caja negra de los globos, y se abandonó la búsqueda del pobre Padre el domingo pasado, dándole por muerto/desaparecido.

3 comentarios:

KlausK dijo...

lol, jejejejejeje. Tom Tom, no es infalible, y menos sin manual de instrucciones abreviado

Cattz dijo...

Y a mí que me da penita que los idiotas que hacen estas cosas no tengan más suerte... Pobres globos abandonados por el cura.

dementor dijo...

Seguro que al atravesar la Puerta de San Pedro habia una gran fiesta con globos, confeti y risitas hijoputillas.

dew diablillo

Publicar un comentario