20/8/09

Motivos humanitarios.

Estoy convencido de que el sistema está voluntariamente hecho para no funcionar. El gobierno de Escocia ha liberado hoy a Abdelbaset Ali al Megrahi* alegando motivos humanitarios.

Para quien no sepa quién es (porque claramente no ve las noticias), este hombre, pasajero del vuelo 103 de Pan Am, agente de la inteligencia libia y jefe de seguridad de las aerolíneas del país, pone el 21 de diciembre de 1988 (una fecha fantástica) una bomba en su equipaje de bodega, que facturará desde Frankfurt a New york, y aprovechará la escala que el avión hace en Londres para bajarse y dejar su equipaje, con bomba y temporizador incluídos dentro.

Poco después de volver a despegar,el avión explota en el aire, se parte en dos y desciende en caida libre durante dos larguísimos minutos desprendiendose de los cuerpos por el camino. Murieron los casi 260 pasajeros más una decena de personas en tierra en lo que se conoce como el atentado de Lockerbie.

La empresa quebró poco tiempo después, dejando atrás 70 años de historia y miles de personas en la calle. El atentado de Lockerbie fue la gota que colmó su vaso.

Libia se negó a entregar a los terroristas hasta 1.999 que fueron juzgados bien entrado el 2001.

Ahora, este hijo de puta tiene un cancer terminal de próstata, y se le deja en libertad por motivos humanitarios. ¿Cómo se hace algo así con alguien que no entiende lo que significa 'humanidad'?. Ante una pregunta así es casi imposible obtener una respuesta. ¿Y si lo cambiamos por Motivos políticos?.

Vale, probablemente yo tampoco sea muy 'humano', pero si fuera por mí lo dejaría en la cárcel y sin tratamiento. Qué se le va a hacer.

* tuve que copiar el nombre de internet

2 comentarios:

Profe dijo...

El sistema está hecho, efectivamente, para justificar cualquier cosa que parece asistemática. Es lo que ha ocurrido con lo del arte o la literatura críticos con la sociedad: en lugar de remover conciencias, reciben subvenciones y son alabados por el propio sistema.

En fin, es una idea. ¡Besetes!

Arwen dijo...

Como suele decirse a cada cerdo le llega su san martin. Es una frase que siempre me ha parecido muy cierta, sólo que a este en vez de dejarlo pudrirse en el matadero, le van a soltar a ver si el aire contaminado lo purifica. Paradójico no?

Xcierto! ya volvi de la India y de una pieza jejeje.

Publicar un comentario