25/12/09

Navidad

Para que luego digan que todo lo veo negativo, esta navidad me ha servido para recuperar mi aroma. Además, parece que los astros dicen que o vuelvo a mojar o no me soportará ni Dios, porque todos los regalos parecen indicar que mi humor requiere de compañía masculina urgente.

Yo no soy como ellos, ellos piensan que necesito sexo cuando en realidad con unos cuantos mimos me bastaría hoy, pero bueno, desde luego me será más fácil conseguirlos oliendo a Armani. Quiero pensar.



Aparte ha habido un nuevo y radical cambio en mi vida, ya no me voy a trabajar a Londres, sino que empiezo a currar en Madrid a mediados de año. Yo mucho más feliz. Me gusta Madrid y me caen bien algunos madrileños. Son gente maja y pronuncian casi todas las letras de cada palabra.


Hoy un amigo me preguntaba por qué pongo cada día una canción. La realidad es que cuando leo algún blog (rara vez lo hago) intento leer con un entorno y un contexto lo más parecido posible al de quien lo escribió. Me gustaría pensar que cuando leí algo, me transmitieron lo que querían transmitir y no lo que yo a mi bola interpreté. Yo cuando escribo escuchando una canción la publico, cuando me siento como en una canción la publico, o cuando creo que aporta algo al contexto también la publico. Porque lo seres humanos somos así, de interpretar mucho cualquier cosa. Ese es el motivo de las cancioncitas. "Hay mucha gente que no las oye" me advirtió. Le contesté que también hay mucha más gente que ni me lee, y lo que es peor, hay aún más gente que ni me escucha.

Hoy conocí a un chico. No sé quién es, no sé de dónde sale, no sé nada de él, pero contacto que tenía a estas horas, contacto al que le deseé una feliz navidad. Porque reconozcámoslo, la magia actual de la navidad está en la lucidez temporal de acordarnos de la gente que nos rodea.

Entonces le deseé su feliz navidad sin destinatario porque ni siquiera conocía su nombre, y me contestó algo parecido a "Igualmente, un abrazo :)". Le dije que no tenía ni idea de quién era, pero me pareció un poco raro. Al fin y al cabo uno no va enviando abrazos a los desconocidos, pero ciertamente tampoco cogemos la guía telefónica para desear feliz navidad a todo el pueblo. Me contestó algo así como que la gente hoy en día se extraña cuando la tratan con afecto o cariño sin ser conocidos.

Tiene razón, estamos cada día más deshumanizados, más desapegados de nuestros propios sentimientos, y tendemos a cimentar nuestras vidas con cosas superfluas como un oficio o una montaña de billetes de 100. Así luego nos permitimos el lujo de tirar los sentimientos decapitados de los demás a la basura. Qué pena.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Esa canción es muy importante para mí. Cuando la oigo una vez ya no puedo parar en varias horas. No sé muy bien por qué, pero la letra me es familiar... y aparte llevo toda la noche cantándola en el singstar, llega un punto en el que es parte de tus primeros pensamientos.

ceroizquierda dijo...

A pesar de todo parece que es Navidad (pásalo)
http://ceroizquierda.blogspot.com/2009/12/parece-que-es-navidad-pasalo.html

Publicar un comentario