9/1/10

Pasado, presente, futuro

Una de las razones por las que escribo aquí es porque, a pesar de ser una persona que autodestruye su pasado constantemente para no sufrir el presente, sé que en el fondo, una vez superados los tormentos, vuelvo aquí, leo y me río. Siempre lo he llamado algo así como 'mi vertedero de pensamientos y recuerdos'. Aquí quedan, y de aquí nadie los mueve.


Le comentaba a M. que yo sí, tiendo a destruir todo recuerdo material y mental posible para olvidar lo que en algún determinado momento tengo que olvidar. Es más, no me sirve tener un lapiz de fulanito si tengo que olvidar a fulanito. No me sirve un dentífrico que usó menganito si tengo que olvidar a menganito, porque en mi mente está todo impregnado de recuerdos. Todos, o casi todo es un recuerdo. Así, la última vez que rompí saqué cuadros, borré fotos, devolví peluches, rompí cartas, papiroflexia, cambié el escritorio y hasta, se ve, empecé a cargarme los coches en los que fui con él (jajajaja).

Tras el inciso de humor negro, todo esto viene a cuento de que, según M he cambiado mucho mi forma de ser de hace dos años a esta época, y yo le dije que no tenía esa sensación, pero tampoco guardo los suficientes recuerdos de hace dos años como para estar seguro.

Al parecer, yo eras más tierno y romántico hace dos años que hoy en día. Para mi gusto, se deja engañar por mi barba y mis pelos despeinados, pero sigo siento tan (o tan poco) tierno y romántico como antes.

Luego el debate cambió hacia, si es o no importante recordar todo el pasado para afrontar bien el presente/futuro. Yo le dije que personalmente no lo veo necesario. Mi tía, que es psicóloga, me hizo notar que según pudo leer en mi firma, tengo una constante necesidad de volver al pasado, y es por eso que necesito destruirlo para no sucumbir a la tentación de volver sobre mis pasos, y seguir adelante. Él recalcó la importancia de saber quién eres para no cometer errores del pasado. Yo le dije que es importante saber quién eres hoy, no tanto cómo llegaste a ser quien eres.

Es evidente que, si tienes una mentalidad fuerte podrás afrontar la vida de un modo distinto, si no la tienes pero tienes una personalidad fuerte podrás afrontarla de otra.

En fin, que todo el mundo se busca la vida como puede ;).

3 comentarios:

コリタ dijo...

Muy profundo el post! Personalmente, creo que hay que olvidar, no puedes estar carcomiéndote por un pasado que ya no tiene solución, lo que hay que hacer es mirar al frente y a por todas!! Eso si intentando no cometer los mismos errores...
Aunque claro, esto último, se carga la teoría de que hay que olvidar, supongo que hay que hacer un olvido selectivo jajaja

Pablo dijo...

Igual que ocurre con los regalos, hay que tirar los envoltorios y quedarse con lo que importa.

Mi madre guarda los envoltorios. Yo no podría ;).

Tomás dijo...

En realidad, yo pienso un poco diferente, si realmente puedes seguir adelante cuando miars al pasado y no te importe en que coche fuistes con fulanito, bueno, más que eso, cuando lo mires y simplemente sea un recuerdo más ya sea agradable o no. No tiene sentido comerte la cabeza por cosas que no puedes cambiar, tampoco tiene sentido tirarle tierra encima y fingir que no pasó. Sé que soy raro.


En cuanto a si has o no cambiado, el tiempo cambia a todos, la simple perspectiva de unos años hace que afrontes el mismo caso de forma diferente, con otro prisma. ¿De verdad eres inmune a eso? Tienes la misma esencia, yo lo se, tu lo sabes, pero en realidad ¿"muestras" esa misma esencia para todos?

Al final siempre seguiras siendo Pablo y yo Tomy, aunque actues de forma diferete hoy que ayer, aunque no te afeites tan regularmente o digas que no amas las oosas que antes amabas.

PD: Sobran

Publicar un comentario