5/1/10

Uyyy...por poco.

He estado a punto de no actualizar hoy.

Luego, a lo largo del día he pensado que eso sería un error, porque siempre me pasa lo mismo, y acabo perdiendo los millones de AdSense por pura vagancia.


Si hoy me ha costado especialmente actualizar es porque:

Por más que lo haya intentado, no hubo forma de encontrar las tres cosas buenas de ayer. Es más, no encontré ninguna. Y eso que incluso busqué entre mis sueños, pero nada por aquí, nada por allá.

Tuve un accidente de tráfico a causa de la lluvia y no sé qué más (no lo recuerdo), conseguí pasar de la página 44 a la 45 de Chaperos, estuve toda la noche con malestar general y pensé que sería lo típico de que te acuestas con sueño y no te levantas más.

Pues no, ¡ni por esas! no sólo me levanté sino que tuve que sacar al perro y al despertar (varias veces) me di cuenta de que he perdido plenamente la fe en la raza humana. Es más, voy a ir más lejos... he tomado la decisión irrevocable de que quiero hacerme zoofílico y compartir mi vida con algún animal limpio al que pueda meter en mi cama, tipo mi gato pero a poder ser con menos pelo, y algo más cariñoso.

También voy a intentar terminar los trámites de easyJet y dedicaré mi vida al trabajo, como hace el resto de la gente triste que habita Madrid, para llegar a casa y dedicar mi vida al prototipo de gato esfinge cariñoso sin uñas.

5 comentarios:

KeRo dijo...

Niño, tienes el síndrome de la montaña rusa: vas de arriba a abajo y de 0 a 100 en nada de tiempo. A veces hay que subirse en una barca, dejarse llevar e ir contemplando el paisaje: ya te bajarás en algún momento. Un beso y a ver si hablamos ;)

Profe dijo...

Niño, tienes el síndrome de la montaña rusa: vas de arriba a abajo y de 0 a 100 en nada de tiempo. A veces hay que subirse en una barca, dejarse llevar e ir contemplando el paisaje: ya te bajarás en algún momento. Un beso y a ver si hablamos ;)

PD: te hice el comentario con la cuenta antigua, te lo repito para que sepas quién soy :)

Ariel Nepomuk dijo...

Hola bomboncito, gominolita, merenguito de fresa y nata, caprichito de mama..
He venido a visitarte y a traerte oro, incienso, mirra y una minipolla pequeñita de plástico que le das cuerda y mueve las patitas bajo el agua (esto último es terroríficamente cierto). A cambio un día de estos me tienes que poner los peces negros (tranqui que a estos no les importa ¿eh? que lo sé yo, que hace siglos que no les dan de comer).

Hacía mucho que no me pasaba por aquí, pero veo que todo sigue más o menos igual, aunque no sé si felicitarte o darte el pésame. En mi caso siempre es buena señal así que... ¡alegría, alegría y pan de Madagascar!

Ah... y que si lo que querías era leer que el amor salva el mundo laralí-laralá... ¿qué coño haces comprándote un libro que se llama Chaperos? ¿qué esperabas, criatura? ¿a Heidi con las cabritas en una esquina de la calle Recoletos? tchsk... estos niños...

Nada más que ya todo esto es muy largo. Besos, abrazos y achuchones.

Pablo dijo...

Es que no sabía que era un libro.

Pensé que era como las páginas amarillas pero más modernas.

コリタ dijo...

bueno, digamos que el 4 de enero no va a ser el mejor día del 2010!!!!

Pero tú dí que sí, el amor lo puede todo, aunque a veces, hay que achucharlo y claro, hay que trabajar para que no se apague la llama ;)

Y el sexo puro y duro, está ahí, hasta que encuentres a tu personita ;)

Así mismo, mira tus relaciones, rollos...fracasadas como experiencias necesarias para no joderla y no cometer los mismos errores con tu media naranja, no crees?

Publicar un comentario