1/1/10

Ya está.

Apufffff, nadie imagina cuánto esperé este momento. El momento del fin el año impar nº13 de mi vida. Claro, debí pensarlo antes de entrar para estar prevenido, con ese número ¿cómo iba a ser bueno?.


Aunque como todo en este mundo, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos, y el 31 de Diciembre del 2009 será recordado por mí como el mejor día de ese año.



Vamos con las tres cosas buenas:

Se le agotó el tiempo al 2009. Arrivederci, Bye bye, Saiyonara.

Comienzo a trabajar antes de lo esperado, algo así como en febrero.

Me han tocado 800€ de premio, de algún modo.

Ya sé cómo leer el capítulo II de El principito en francés.

La cena de nochevieja estuvo deliciosa.

Según mi fortuna en el juego, debería encarar el año con grandes probabilidades de triunfar en el amor.

Hoy pude hablar con P. y J.L. y ambos coinciden en que me notan muy bien. Eso es que me miran con buenos ojos, claro.

Sigue habiendo gilipollas en el año 2010. ¡Esperaba que por arte de magia se hubieran extinguido todos!

Y poco más, mencionar que cumplí con mi propósito para 2010, así que estoy muy contento, que tengo una lectora asidua que espera ansiosa mis actualizaciones, y que, como siempre, los mejores deseos para este año, que es un año redondo, y debería dejar el 2009 totalmente eclipsado, tanto en lo personal como globalmente.

2 comentarios:

コリタ dijo...

jajaja Menudos caretos los de la foto xDDD Qué buen comienzo de año ;)

Profe dijo...

OEeeeeeeeeeee

Pues sí... ¡te veo bien! Riéndote de ti mismo y con planes de futuro. De hecho, el problema es que a veces hay demasiada gente en el futuro, en el pasado y en todas partes XD

En fin, feliz año :^*

Publicar un comentario